Ir al contenido principal

Entradas

El primer medieval

Decir "Edad media" implica una curiosa contradicción, al menos desde el punto de vista de los medievales; pues estos se hubieran pensado a sí mismos como habitantes de una Edad final. 

El término Medium aevum nos viene de los humanistas de los siglos XV y XVI, quienes establecieron un periodo intermedio, tenebroso y oscuro, entre las luces de la antigüedad y una "nueva edad". Fue Petrarca, específicamente, quien imaginó una división entre la antigüedad y un periodo de alargada decadencia. Si bien Petrarca se consideró a sí mismo como perteneciente a la Edad oscura, también, de manera inusual, lanzó su imaginación hacia un futuro brillante, un renacer de las luces del pasado. Petrarca ha sido llamado el primer humanista, y con él inauguramos una concepción de la historia que permanece hasta nuestros días: Antigüedad clásica - Edad media - Modernidad.

No podemos decir que la Edad media terminó con Petrarca, pues mucho de "lo medieval" permanecería hasta muc…
Entradas recientes

¿Por qué la Edad Media?

Desde que tengo memoria, la Edad Media ha poblado mi imaginación. Están las luminosas ilusiones del caballero andante, el vívido colorido de la heráldica y estandartes agitándose en el viento. Está también el bosque lleno de misterios, donde, en alguna fantasía, derramé una poción y una bruja antigua resucitó en la torre que se alcanzaba a ver entre la espesura. Aún visito este paraje en algunos sueños, y siempre despierto, cuando aventuro un vistazo al interior de las habitaciones de la bruja.

Cuatro películas animadas marcaron mi infancia: El último unicornio, La espada en la piedra, Robin Hood y La bella durmiente. Todas ellas ambientadas en la edad media. Ciertamente, todas ellas interpretaciones modernas, anacrónicas y bastante imprecisas de la edad media. Sin embargo, cargadas de una estética en común, y de un lenguaje simbólico que quizás de forma no deliberada, deja traslucir un mundo ajeno a nuestros tiempos, pero muy cercano a nuestro subconsciente.


Puedo pensar, no sin algo…